Dra. Carolina Bruna comparte parte de su trabajo investigativo en serie de documentales sobre filosofía en Chile

El viernes 28 de junio, en el Auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra, en dependencias de la Universidad Diego Portales, en la ciudad de Santiago, se llevó a cabo el estreno del documental “Leer el presente: el cultivo de la filosofía en Chile” proyecto documental que aborda el trabajo de seis filosofas y filósofos chilenos actuales, el que cuenta con un capítulo sobre el trabajo de la Dra. Carolina Bruna, directora del Magíster en Pensamiento Contemporáneo.

El capítulo de la profesora Bruna cuenta con la participación de Jaime Rosales, miembro activo de la corporación Parque Comunitario Angachilla, con quien conversan acerca de la experiencia de hacer comunidad en el trabajo del parque comunitario. Esta corporación busca la conservación de los humedales a través del trabajo articulado de vecinas y vecinos, quienes resguardan estos ecosistemas.

Roberto Nieri, estudiante del programa de Magíster en Literatura Hispanoamericana Contemporánea, participó de la actividad en la ciudad de Santiago, donde destacó la propuesta del documental en tanto que “entiende que cada uno (de las y los filósofos) es una mezcla de pensamientos y acciones, que tenemos un lugar de trabajo y otro mundo, que la filosofía no se practica solo en el aula. Siento que es una invitación a leer filosofía, lo desmarca de esta imagen del filósofo antiguo, lo pone en el Chile actual, al estilo del argentino Darío Zeta”.

Sobre la participación de la Dra. Bruna, comentó: “Es relevante lo de la profesora Bruna, porque acerca la filosofía a las comunidades muestra su faceta de académica que mete las patas al barro, que se vincula con su entorno y que comprende el tamaño minúsculo del ser humano ante la naturaleza. No es casual que sea de Valdivia, donde las magnitudes elevan las meditaciones a esas escalas, y donde es super importante el vínculo comunitario para hacerle frente a la inclemencia del invierno permanente”.

La actividad tuvo una amplia convocatoria, que se reunió para el visionado y posterior conversatorio con los directores y algunos de las y los filósofos que participaron en el documental.

El Dr. Carmelo Galioto, académico de la Universidad Católica del Maule, asistente a la actividad expresó: “de algún modo la película de no ficción retrataba vidas filosóficas, es decir, de maneras de encontrar el tejido solido de la realidad, como diría Merleau-Ponty: vidas pensadas. Es importante rescatar las filosofías de una visión de torre de marfil o meramente académica, mostrando cómo es una cuestión vital para habitar la existencia. Mostrando cómo se trata, más bien, de una cuestión vital para habitar la existencia”, concluyó.

Leer el presente: el cultivo de la filosofía en Chile

Este proyecto audiovisual, de serie documental, es dirigido por Rocío García y Nicolás Ried, producido por Kynos Cine y financiado a través del Fondo Chileno de la Línea de Fomento a la Lectura y Escritura del Ministerio de Cultura y las Artes.

La propuesta aborda el trabajo desarrollado por influyentes filósofos y filósofas en diversas regiones de Chile. A través de su escritura y visión crítica particular, cada capítulo pone en escena cómo cada uno/a pone en la práctica sus ideas, accionando y vinculándose con diferentes comunidades sociales.

Las y los filósofos que participan en el proyecto son:

  • Carolina Bruna
  • Aïcha Messina
  • Miguel E. Orellana Benado
  • Ivana Peric Maluk
  • Eduardo Fermandois
  • Rodrigo Karmy Bolton

Consultado respecto a los aspectos formales del documental, Roberto Nieri, quien se desempeña como realizado audiovisual, expresó:

“En términos de dispositivo visual, cada uno usa algún recurso distintivo según su pensamiento y metodología: los binoculares de Carolina Bruna, buscando pájaros en el humedal, esa mirada a la distancia que permiten los cuerpos de agua, el diálogo relajado en el pasto, en el bosque, hablando de lo comunitario. En otro capítulo se habla del edificio de derecho de la Universidad de Chile, que juega a esta contradicción entre formalidad académica y la filosofía del humor; se habla de Pasolini, de una película dentro de otra película, mostrando cómo la filosofía también puede ser aplicada al cine u otras disciplinas artísticas. Por otro lado, se habla del tiempo, de la lengua, de la pertenencia: su capítulo estaba lleno de imágenes con el tiempo invertido, en reversa; el del filósofo cuequero de Valparaíso y la buena vida, los placeres cotidianos, el futbol, el barrio; el pensador del estallido y su análisis filosófico de la sociedad partir del fantasma de Portales que aún pena y sanciona los comportamientos en el espacio público”.

Revisa el tráiler aquí: https://vimeo.com/923017145  }