La mitad invisible de la historia. Mujeres de la UACh

Columna escrita por Karen Alfaro Monsalve, Prodecana Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad Austral de Chile.

Fernanda Luzzi Jueves 14 de Septiembre, 2017

En el marco del 63° Aniversario UACh, se ha relevado el rol de las mujeres en su etapa fundacional. Nombrarlas contribuye a levantar el manto que las invisibilizaba en la historia, que recubre a muchas otras, silenciadas en las fuentes documentales, pero que viven en las memorias de los miembros de nuestra comunidad. Este trayecto nos impone desafíos para el futuro en la labor de re-escribir la historia.

En este primer esfuerzo se destacaron las trayectorias de mujeres de las décadas ‘50 y ‘60, periodo del desarrollo de la industria, de reforma universitaria, ampliación de la educación y la profesionalización de las mujeres, en especial en las áreas consideradas como extensión de las “Labores propias de su sexo”. Hacia 1960 más de 8.000 mujeres habían desarrollado estudios superiores, principalmente formadas y concentradas en la capital. El impacto del terremoto de Valdivia significó que un número importante se desplazara al territorio sur, para contribuir a la reconstrucción de la ciudad. Esto favoreció la incorporación progresiva de un número mayor de mujeres al quehacer de la Universidad y al fortalecimiento de diversas áreas del conocimiento.

La irrupción de estas mujeres del pasado es sin duda un ejercicio motivado por la coyuntura nacional, donde la emergencia de los debates por la democratización de las universidades, por espacios institucionales libres de toda violencia y discriminación, por educación no sexista, se plantean como desafíos a las comunidades académicas y como una reivindicación frente al Estado. En particular en estos tiempos de reforma de la educación superior -donde el sentido de la Universidad Pública está en discusión- es necesario erradicar también los privilegios constitutivos de inequidades.   Un homenaje a las mujeres que en su diversidad han contribuido y contribuyen día a día al fortalecimiento de la UACh, en especial a aquellas que han trascendido el espacio institucional y han luchado por una sociedad más justa e igualitaria. Destaco a la estudiante de medicina Carmen Delard, detenida desaparecida bajo la dictadura militar, cuya historia nos interpela en el presente, para poner en marcha el reloj de la igualdad.